Los esclavos modernos

La economía presiona a las personas  que trabajen constantemente. Un esclavo moderno está obligado a trabajar infinitamente sin parar. Todo lo que gana al mes, lo tiene que gastar para pagar la vivienda  a un mes,  el transporte a un mes, la comida a un mes etc. Es decir que ha de trabajar durante toda su vida porque resulta que tiene medios suficientes para poder sobrevivir no más de un mes. La jubilación es en cierto modo una mentira ya que la persona jubilada tiene que pagar con su pensión la vivienda, la comida y como capricho puede permitirse algún viaje con descuento, no le da para comprar más cosas.

La creación de demanda artificial para los productos “pseudo-necesarios” que imponen a los esclavos a través de los medios de comunicación, las relaciones públicas y los anuncios. El esclavo siempre  está forzado a adquirir algo nuevo y, por tanto, tiene que trabajar para poder satisfacer estas “necesidades”  .

Embarcar a los esclavos en el sistema de los préstamos y de créditos. La gente contrata más y más préstamos  sin haber pagado aún los anteriores.  Las deudas crecen y los intereses que les corresponden también. Este sistema estimula a los esclavos a trabajar más horas para poder pagar todas estas deudas que tienen acumuladas.

Con el objeto de hacer trabajar a los esclavos para una persona privada encubierta (un esclavista) es inventar un mito sobre el Gobierno. Un esclavo cree que trabaja para su Gobierno pero en verdad el dinero que él gana va a las manos del  esclavista. Esto está hecho para que los esclavos no hagan preguntas “raras” tales como: “¿Por qué trabajo toda mi vida y sigo siendo pobre?”, “¿Hacía dónde exactamente van los impuestos que yo haya pagado y en qué se gastan?”?, ¿Por qué no  tenemos derecho a una parte de beneficio  de lo que gana la empresa?

El mecanismo de la inflación y la quiebra económica creados artificialmente no permiten a las personas desarrollarse económicamente, y cada vez que se produzcan, les obligan a empezar su vida desde cero. La subida de precios acompañada a un salario siempre fijo lleva a los esclavos al empobrecimiento cada vez mayor.

Obligar al esclavo a trabajar en un mismo sitio toda su vida, haciendo que aguante las condiciones de vida y de trabajo en su ciudad y que no se escape, por medio de las hipotecas que se dan a 40-50 años. Otro método es limitar sus recursos para la compra de bienes inmuebles en otros países.

Ocultar la información veraz sobre el valor real de la mano de obra aprovechando el desconocimiento del precio inicial de fabricación de este bien y la falta del control sobre el valor añadido, lo que es el margen del beneficio que recibe el empresario.

¿Todavía crees que somos libres?

Anuncios

2 comentarios el “Los esclavos modernos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s