Un buen chiste que defiende a las chicas rubias

 

Un abogado y una rubia se encontraron sentados uno al otro en un vuelo entre Los Angeles a Nueva York. La rubia se gira y queda mirando la ventanilla. El abogado se inclina para preguntarle si quiere divertirse con un juego que consiste en: “Yo le hago una pregunta, y si usted no sabe la respuesta, usted me paga $5, y si yo no sé la respuesta, yo le pago a usted $500”. La rubia dice que sí. El abogado hace la primera pregunta. “¿Cuál es la distancia de la Tierra a la Luna?”
La rubia sin decir nada, extrae un billete de $5 y lo entrega al abogado.
– “Ahora le toca a usted” – dice el abogado. “¿Quién sube a una colina en tres pies pero baja en cuatro?” Pasan 2 horas. El abogado llamó ya a todos sus amigos, ha buscado en Internet pero no pudo encontrar la respuesta. ¡Nada! Al final, desesperado, le entrega $500.
Luego pregunta:”¿Cuál es la respuesta?” Sin pronunciar ni una palabra, la rubia le da 5$ y se vuelve a  girar hacia la ventanilla.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s